El chico malo de Saint-Germain

Es la metáfora de su vida. A mitad de camino del Elíseo y las celdas del Palacio de Justicia; las elegantes veladas en Cannes y los burdeles decadentes; los salones literarios y la telebasura; el Goncourt y miss camiseta mojada. Frédéric Beigbeder, de 43 años, es el último chico malo de Saint-Germain-des-Prés.
Jesús Rodríguez
19 de agosto de 2008
Tomado de: El País

Páginas