Marcial Gala, Premio Ñ-Ciudad de Buenos Aires

Versión para imprimirVersión en PDF

En la gran noche del Clarín Novela hubo un segundo ganador. Se trató del escritor cubano Marcial Gala, que se llevó Premio Ñ-Ciudad de Buenos Aires. En su obra “Intensos compromisos con la nada”, explora poéticamente el derecho a ser distinto con la historia de un chico gay.
Tomado de: Clarín
8 de noviembre de 2018

El escritor José Niemetz ganó el Premio Clarín Novela con un thriller de “sexo atroz”. En la gran noche del Clarín Novela hubo un segundo ganador. Se trató del escritor cubano Marcial Gala, que se llevó Premio Ñ-Ciudad de Buenos Aires. En su obra “Intensos compromisos con la nada”, explora poéticamente el derecho a ser distinto con la historia de un chico gay.

“Intensos compromisos con la nada” está protagonizada por un joven homosexual que sufrirá escarnios y abusos. El relato se desarrolla alternando dos espacios diferentes y dos tiempos en la vida del joven isleño Raúl Iriarte. El primero de esos espacios es la ciudad de Cienfuegos, en Cuba, donde transcurre la niñez de "Rauli" junto a su familia, crece su interés en la literatura y se hace evidente su orientación gay, en un entorno donde la homosexualidad es muy mal vista. El segundo, Angola, lo ve llegar como soldado enviado por el gobierno castrista, contexto en el que es maltratado por sus compañeros, abusado y violado reiteradamente por el capitán del batallón.

El narrador es el mismo Raúl, que ha muerto en África, y desde la nada cuenta incluso lo que no ha vivido. Sus anticipaciones y retrospecciones están reforzadas por un rasgo de personalidad: tiene visiones del pasado y del porvenir, y es por eso, por su fascinación con la cultura clásica y su identificación con el género femenino, que si pudiera elegir su nombre querría que lo llamaran Casandra.

Marcial Gala nació en La Habana en 1965. Además de narrador, poeta y arquitecto, es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y una de las voces más interesantes de la nueva literatura cubana. “Enemigo de los ángeles”, su primer libro de cuentos, se publicó en 1995. Es autor de dos poemarios “Moneda de a centavo” y “Un extraño pájaro de ala azul”. Entre sus novelas se destacan dos títulos reeditados por Corregidor en la Argentina: “Sentada en su verde limón” (2004), sobre el llamado "período especial" (la crisis económica desencadenada en la isla por el colapso de la URSS), y “La catedral de los negros”, una historia coral y fragmentaria que recibió los premios Alejo Carpentier y de la Crítica a la mejor ficción publicada en Cuba en 2012.

En 2015, al presentar esa historia en el Filba la definió como “una novela sobre el fracaso y la capacidad del ser humano de vencerse a sí mismo”. Actualmente vive entre Cienfuegos y Buenos Aires, donde dicta talleres literarios.

La novela narra, además, la cotidianeidad en Cuba, con la presencia rusa –desde la amante del padre, hasta la ropa que usa la madre y los autos rusos-, la proscripción de la literatura que no se ajusta al credo marxista leninista y la actitud con respecto a los exiliados. Es también una novela de iniciación, de exploración de una identidad de género y de descubrimiento de la literatura. El mundo interno de "Rauli" es tan intenso, poético y poblado de fantasía que logra sobrevolar las iniquidades que lo asedian.